domingo, 24 de abril de 2011

El misterioso caso de Styles: libros que nos hicieron crecer



Por María Bautista


El misterioso caso de Styles
Autor: Agatha Christie 
Editorial: RBA
12.0x19.0 cm      
ISBN: 9788498677393 
Formato: 120 x 190 mm
Encuadernación : Tapa blanda bolsillo
256 páginas
PVP: 9,00 €

Los libros, igual que algunas manías, que la ropa o la afición por ciertos deportes, pasan de hermanos mayores a hermanos pequeños como si fueran una especie de legado, un tesoro para disfrutar en común.

Durante años compartí con mi hermana mayor la habitación y la sana costumbre de leer antes de irnos a la cama. Recuerdo que a ella siempre le gustaba todo lo que sonaba a misterio y que hasta se levantaba los sábados por la mañana para ver en la tele “Se ha escrito un crimen”.

Por eso a nadie le extrañó que aquella colección de libros rojos y negros de Agatha Christie se hiciera un hueco en la estantería de la habitación. Supongo que por eso también, algunos años después, cuando mi hermana me sugirió llevarme a la playa “El misterioso caso de Styles”, la primera novela de la reina del misterio, dije que sí sin dudarlo.

Y allí que me fui, con aquel libro bajo el brazo, dispuesta a mezclar la campiña inglesa con el sol inclemente de Fuengirola. Lo devoré en un par de días. Pero aún quedaba más de una semana de playa. Así que volví a leérmelo. Y me lo leí otra vez más. Y otra. Analicé cada detalle, saqué punta a cada pista falsa y cada pista cierta. Juré amor eterno al torpe de Hastings y prometí que si alguna vez vivía en una buhardilla junto al Sena, como era mi intención en aquellos tiempos, tendría un gato y se llamaría así: Hastings.

Por supuesto “El misterioso caso de Styles” no fue la única novela de Agatha Christie que leí. Como mi hermana, yo también me volví adicta a los libros de misterio, a aquellos crímenes salidos de la mente retorcida de una enfermera de provincias que acabó convirtiéndose en una de las escritoras más famosas del mundo. Pero fue aquel asesinato de una anciana millionaria en la mansión de Styles lo que hizo germinar todo: 
Las tramas medidas al milímetro.
Los detectives con bigote.
Las herencias millonarias y los amores ocultos.

En definitiva: ese amor por la novela negra del que aún no he conseguido curarme… 
(ni quiero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada