domingo, 19 de octubre de 2014

Cambio de papeles



Texto de María Bautista 
Ilustración de Raquel Blázquez

Mario era el humano de Zeta y Zeta, que tenía el pelo rojizo como un zorro, era el gato de Mario. A Zeta le gustaba mucho su humano, pero también le gustaba ir a su aire. Por mucho que el niño insistía, Zeta nunca dormía en su cama cuando él estaba dentro, prefería hacerlo acurrucado en un cojín junto al radiador. A Zeta le gustaba descubrirlo todo, ¡era tan curioso! y no tenía miedo a nada, o casi a nada. Porque el aspirador, en verdad, le asustaba un poquito.  Cuando olía, oía o veía algo nuevo, Zeta no se lo pensaba dos veces… acudía sigiloso a olfatear, escuchar y observar lo que pasaba. Era todo lo contrario que su humano. Y es que a Mario no le gustaban las cosas nuevas: le daban miedo. 

lunes, 13 de octubre de 2014

El pintor del otoño

Texto de María Bautista 
Ilustración de Raquel Blázquez

El pintor que quiso pintar el otoño se fue un día al bosque con su maleta de trabajo. En ella traía todo lo necesario: tenía pinceles, un lienzo en blanco, una paleta de madera recién estrenada y todos los colores. Iba tan contento y aquel bosque era tan bonito, que no paraba de mirar por todas partes, emocionado con el paisaje:

jueves, 25 de septiembre de 2014

Manualidad: Setas de otoño

Por Sara Blázquez

En septiembre le decimos adiós al verano y damos la bienvenida al otoño, y es que ya tenemos muchas ganas de ver todo ese colorido que nos regala esta estación cada año. Hoy haremos una manualidad muy otoñal y que nos encanta para decorar nuestra habitación: ¡¡unas setas!! Es una actividad que podemos complementar, por ejemplo, con la lectura del cuento Atrapar el otoño.

Con esta manualidad podemos tener un primer acercamiento a la costura, así que la edad de los niños puede ser variable. Vamos a necesitar:

- Fieltro de colores.
- Un tubo de papel higiénico.
- Tijeras.
- Aguja e hilo.
- Algodón.
- Pegamento.

martes, 23 de septiembre de 2014

Cómo crear niños NO lectores. Puntos a evitar en la promoción de la lectura

 

Todos sabemos lo difícil que resulta a veces conseguir despertar el interés de los niños por la lectura. Mucho más fácil, por desgracia, es conseguir el efecto contrario: que los libros sean vistos como objetos aburridos a los que es mejor no acercarse.

Por eso, en Cuento a la Vista os damos unos puntos a evitar en la promoción de la lectura. Acciones que, no solo no ayudarán a que nuestros hijos se conviertan en lectores, sino que entorpecerán el proceso, llevándolo quizá a un punto de no retorno.